/
  • Streaming + Download

    Purchasable with gift card

     

lyrics

Érase una vez un mono
que vivía en la selva
entre árboles tan altos que, trepándolos,
al cielo se accedía.
Todo era aventura, libertad de movimiento;
el peligro acechaba y primaba el momento,
pero un día…

Vino un circo ambulante
que cruzaba aquella selva
hacia grandes poblaciones presas del aburrimiento,
y al ver a nuestro mono vieron claro que tenía,
a pesar de su fiereza, cierta vis recreativa.

Con el fin de enrolarlo en su gira permanente
le hablaron maravillas de la práctica circense,
prometiéronle llevarlo si el mono aceptaba
convertirse en artista, un artista bien pagado.

El buen animalito dio oídos al camelo
y dejó las enramadas por las carpas pajareras.

No costó amaestrarlo, era dócil y avispado
además de ambicioso, ambidiestro y expansivo.
Esas son las cualidades que permiten a un mono
arrastrar, si se lo curra, multitudes al delirio.
Y cegado como estaba por los focos y los flashes
fue perdiéndose a sí mismo entre salvas y aplausos.
A pesar de lo que afirma el famoso aforismo,
ciertas sedas sí que alteran la esencia simiesca.

Convirtióse en artista -algo corto de registro-,
pero, como insistía, por los ojos se metía.
Ora bufo en palacio, ora rey de la taberna:
con el tiempo fue aprendiendo a agradar a cualquiera.

Y ya sabéis que cuando alguien
brilla en el candelero, hay millares que se abrevan
en la luz que de él emana,
convirtiéndolo en faro que alumbra sus tinieblas,
por muy tenue que sea el fulgor de su candela.

La cuestión es que ahora ya se encuentra en el zoo
donde, vistas sus proezas, acertaron traspasarlo.
Y le va mejor que nunca, pues trabajo no le falta:
hay visitas diariamente, y más, los fines de semana.
Él está feliz, seguro en su jaula dorada
dando brincos que remata con alguna que otra paja.
La alcaldesa, que acude a retratarse con la prole,
le agradece los servicios y le deja su tarjeta.
¡Quién no salta que se muera!
¡Viva el mono que se mueve!
Aunque solo se limite a asomar su beato morro
por las rejas de la jaula en actitud de quien requiere
el aplauso que premie su esfuerzo calculado.
Este cuento se ha acabado, pero el show continúa.

credits

from Suministros para el Bel Canto, released December 2, 2014

license

tags

about

Industrias Orsini Barcelona, Spain

Felice Orsini (1819 – 1858) fue un compositor de ópera clasificado por la crítica en el estilo post-romántico- nihilista.

Esta banda pretende ser un humilde tributo a ese autor olvidado. Y es que, aunque parezcamos una panda de garrulos, nuestra sensibilidad hacia la lírica nos ha llevado a rendir este pequeño homenaje al bel canto… y a la lucha de clases.
... more

contact / help

Contact Industrias Orsini

Streaming and
Download help

Report this track or account

If you like Industrias Orsini, you may also like: